Ángel Machado Venezuela hiperinflada

0

thumbnailangelmachado

 

¡Cada día somos más pobres y menos libres! En los últimos días el precio del dólar paralelo se ha disparado y como consecuencia minuto a minuto los venezolanos perdemos poder adquisitivo. Con una divisa que en el mercado negro se cotiza en más de cuatro mil bolívares, Venezuela vive una hiperinflación.

La hiperinflación está destruyendo la pequeña economía venezolana y acabando con la capacidad de compra de los ciudadanos a un ritmo muy rápido. La hiperinflación que se registra en el país es causada, porque la inflación no tiene control, lo que produce el precio de los bienes y servicios aumente de manera fácil, mientras el bolívar cada día pierde su valor.

En los últimos días, el encarecimiento del dólar paralelo ha producido mayor inflación en el país y mayor escasez de alimentos. En tan solo un año el valor del dólar en el mercado en el mercado negro ha aumentado 400% sin que el Gobierno tome los correctivos necesarios para detener esta crisis.

En Venezuela tenemos más inflación que en Zimbabue y más desabastecimiento que en Sudán, y el Gobierno de Nicolás Maduro pretende seguir ignorando el mercado paralelo de divisas y eso lo único que ha causado es mayor desequilibrio en el mercado de bienes y servicios, por eso vemos como se han disparado los precios de todos los productos.

En Latinoamérica, el fenómeno de la hiperinflación no es nuevo, países como Argentina, Brasil, Bolivia y Perú han vivido este fenómeno económico. Bolivia entre los años 1982 y 1985 vivió la hiperinflación más alta de la historia, lo que destruyó el aparato productivo del país y provocó un marcado incremento de la pobreza.
En estos países de Latinoamérica cuando atravesaron la hiperinflación en los supermercados los precios variaban cada minuto, y en Venezuela ya no estamos lejos de esta realidad, el precio del dólar se incrementa cerca de 500 bolívares diarios lo que está empujando el alza de los precios en el país y agudizando la crisis económica que vivimos en el país.

Es hora de que el Gobierno venezolano actúe para detener esta crisis y evitar que en 2017 los ciudadanos sigan empobreciéndose a pasos agigantados. Es hora de que el Banco Central de Venezuela legalice el mercado paralelo para que el precio de este lo fije el mercado y se faciliten las transacciones.

Para erradicar la hiperinflación hay que aplicar medidas fuertes que impacten a la población, eliminar los controles y cambiar la política económica fracasada que durante años han aplicado erróneamente y nos ha hundido en la peor crisis económica de la historia venezolana.
¡Fuerza y Fe!

@AngelMachado